¿Por qué el MariÁngela?

Creemos que el contacto permanente con la naturaleza provee ventajas poderosas y relevantes, además de crear el mejor entorno para que los niños y las niñas aprendan, crezcan y se desarrollen.